VESTIMENTA EN LUGARES DE APRENDIZAJE

 

Román, Josep, Fiona

Como es normal, a lo largo de los años prácticamente todas las cosas cambian. Hace un tiempo la mayoría de colegios, institutos y universidades obligaban a sus alumnos a ir a estudiar en uniforme. Actualmente es más difícil encontrarlos. Aunque supuestamente somos libres de estudiar con la vestimenta que queremos, hay profesores y también alumnos que critican la forma de vestir de otros estudiantes.

Queríamos dar nuestra opinión porque conocemos algunos casos de reproche hacia algunos alumnos por su vestimenta en clase.

Algunos de ,os ejemplos más conocidos en las redes sociales son:

Letitis Chai, estudiante de la Universidad de Cornell de Nueva York, a principios de Mayo, se quedó en ropa interior mientras presentaba su tesis para protestar contra su profesora, que le recriminaba que sus pantalones eran muy cortos y que “invitaba a los hombres a mirar su cuerpo y los alejaban del contenido de su presentación. Sus padres, que seguían la exposición desde Corea, observaron el momento en el que Letitia, justo antes de desvestirse dijo.”Soy más que una mujer, soy un ser humano, y me gustaría que todos nos viésemos como tal”.No solo ella se quedó en ropa interior, también una treintena de personas que estaban en la sala.

Otro caso es el de Lizzi Martínez, una estudiante del instituto Braden River High School de California decidió acudir a su instituto con una camisa grande y sin sujetador. Fue llamada por la directora que le obligó a taparse sus pezones puesto que no cumplía el código de vestimenta y era una distracción para los jóvenes de su clase.

Nuestra opinión es que cada uno puede presentarse en el colegio con la ropa que quiera porque el problema de que los niños de su clase se distraigan es suyo. Lo que pasa es que cada vez, más gente está enseñando su cuerpo voluntariamente para que lo miren y cuando uno quiera vestir así porque realmente lo prefiere, no puede.

Creemos que si los profesores siguen criticando la vestimenta de sus alumnos, lo que van a conseguir va a ser que cada vez más gente se reivindique y se vista de esta manera para estudiar o ir al instituto.

Román, Josep, Fiona

Como es normal, a lo largo de los años prácticamente todas las cosas cambian. Hace un tiempo la mayoría de colegios, institutos y universidades obligaban a sus alumnos a ir a estudiar en uniforme. Actualmente es más difícil encontrarlos. Aunque supuestamente somos libres de estudiar con la vestimenta que queremos, hay profesores y también alumnos que critican la forma de vestir de otros estudiantes.

Queríamos dar nuestra opinión porque conocemos algunos casos de reproche hacia algunos alumnos por su vestimenta en clase.

Algunos de ,os ejemplos más conocidos en las redes sociales son:

Letitis Chai, estudiante de la Universidad de Cornell de Nueva York, a principios de Mayo, se quedó en ropa interior mientras presentaba su tesis para protestar contra su profesora, que le recriminaba que sus pantalones eran muy cortos y que “invitaba a los hombres a mirar su cuerpo y los alejaban del contenido de su presentación. Sus padres, que seguían la exposición desde Corea, observaron el momento en el que Letitia, justo antes de desvestirse dijo.”Soy más que una mujer, soy un ser humano, y me gustaría que todos nos viésemos como tal”.No solo ella se quedó en ropa interior, también una treintena de personas que estaban en la sala.

Otro caso es el de Lizzi Martínez, una estudiante del instituto Braden River High School de California decidió acudir a su instituto con una camisa grande y sin sujetador. Fue llamada por la directora que le obligó a taparse sus pezones puesto que no cumplía el código de vestimenta y era una distracción para los jóvenes de su clase.

Nuestra opinión es que cada uno puede presentarse en el colegio con la ropa que quiera porque el problema de que los niños de su clase se distraigan es suyo. Lo que pasa es que cada vez, más gente está enseñando su cuerpo voluntariamente para que lo miren y cuando uno quiera vestir así porque realmente lo prefiere, no puede.

Creemos que si los profesores siguen criticando la vestimenta de sus alumnos, lo que van a conseguir va a ser que cada vez más gente se reivindique y se vista de esta manera para estudiar o ir al instituto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *